QUEEN Y SU FANTÁSTICA PARTICIPACIÓN EN LIVE AID. 

Una gran sequía flageló entre los años 1983 y 1985  a la región árida del norte de Etiopía, produciéndose lo que se denominó en ese entonces “el infierno de la tierra”. Esta crítica situación climática derivó inmediatamente en una faltante de alimentos, lo que sumado a la poca agua existente, provocaron la muerte de miles de personas y el éxodo de millares más. La cadena de televisión BBC mostró al mundo lo que ocurría con imágenes desgarradoras de niños con sus panzas hinchadas por el hambre. Esto impulsó al músico y actor Bob Geldof a viajar para conocer sobre el terreno lo que estaba pasando en África y posteriormente a crear la fundación Band Aid Trust, encargada de manejar y distribuir toda la ayuda que se lograra recaudar.

Para captar la atención del mundo, Geldof y su amigo Midge Ure, cofundador de la fundación y cantante de Ultravox, lograron comunicarse con la mayoría de los grandes y reconocidos artistas europeos de la época que, demostrando una solidaridad que emociona, se hicieron presentes de manera voluntaria, formando Band Aid, la cual, grabó en 1984 Do They Know It’s Christmas?, canción de gran éxito mundial y junto a We Are the World, grabada en 1985 por famosos artistas de Estados Unidos, fueron los grandes himnos de Live Aid.

El 13 de julio de 1985 se realizaron dos recitales en forma simultánea, uno en el mítico estadio de Wembley, de Londres (Inglaterra) y el otro en el estadio John F. Kennedy de Filadelfia (EE.UU), con la intención de recaudar fondos para este objetivo. La enorme participación de artistas logró que el evento resultara un gran éxito y marcara parte de la historia musical, mostrando al mundo que la música podía crear conciencia y ayudar a la gente de África. La recaudación superó los 100 millones de dólares, el concierto fue retransmitido en directo vía satélite en más de 72 países y fue uno de los eventos musicales más vistos en todo el mundo. Con motivo de este concierto memorable, el 13 de julio fue declarado Día Mundial del Rock.

En la tarde de ese inolvidable día, desde un lado del escenario, aparecieron rápidamente, como jugadores que salen al campo de juego, Brian May y Freddie Mercury, seguidos de cerca por Roger Taylor y John Deacon, todos ellos conscientes de que tenían tan solo 20 minutos para demostrar su valía. Cuando Freddie alcanza el borde del escenario, mueve el brazo para agitar a los 74.000 espectadores que abarrotan Wembley. Inmediatamente se ubica en el piano, toca unas breves notas de calentamiento y arranca la melodía de Bohemian Rhapsody. El público estalla. En ese momento no lo sabían, pero habían comenzado a correr, quizás, los 20 minutos más decisivos de la historia del rock en vivo.

“El concierto fue Transmitido en 72 países y con una audiencia de 1.500 millones de espectadores (según The New York Times; 1.900 millones según la CNN), aun así, la imagen de grupo teatral con elementos operísticos que les había hecho famosos en los setenta estaba un tanto desdibujada (su primer disco es de 1973). Lo último que podían esperar los 74.000 espectadores que acudieron al estadio londinense de Wembley (entre los que estaban Lady Di y el Príncipe Carlos), ansiosos ante la anunciada reunión de los Who o la aparición de Paul McCartney, era que la actuación más destacada corriese a cargo de Freddie Mercury y los suyos. (El Pais, España)

“Freddie Mercury se lució. Lejos de comparecer con aires de divo, Mercury adopta un aire relajado y simpático, dando afectadas zancadas por el escenario, interactuando con las ubicuas cámaras (llega a abrazar a un ayudante) sin por ello dejar de transmitir una actitud potente, rockera, armado con su característico micrófono-bastón. Parece que está por todas partes: sentado al piano, adoptando poses aquí y allá, cogiendo una guitarra o bajando un peldaño para alentar al público. Y todo con pasmosa naturalidad, como si lo de cantar delante de esa multimillonaria audiencia televisiva fuera algo que hiciese todos los días.” (Rolling Stone)

“Queen fue absolutamente la mejor banda del día. Tocaron mejor, sonaron mejor, y supieron aprovechar el tiempo. Entendieron la idea del concierto y lanzaron un hit detrás del otro. El mundo fue el mejor escenario para Freddie. Que mas se puede pedir?” (Bob Geldof, organizador de Live Aid)

En 20 minutos, la banda de Mercury hizo todo lo posible por embutir un concierto entero. Abrieron con una versión más corta de Bohemian Rhapsody, seguida de Radio Ga Ga. Después vino su sencillo más reciente Hammer to Fall, luego Crazy Little Thing Called Love, We Will Rock You y el cierre con We Are the Champions. Varias bandas fueron tragadas por el enorme escenario de Wembley (el cual fuera gentilmente tomado prestado de la gira Born in the USA de Bruce Springsteen), pero Mercury lo utilizó como todo un profesional. Fueron 20 minutos a puro Rock.

Hay que tener presente que si bien el plato fuerte del día se encontraba en las grandes reuniones de supergrupos que ya no solían tocar en vivo o que se habían separado, como por ejemplo Zeppelin, The Who, Sabbath, CSNY, pero cuyas presentaciones no estuvieron a la altura de la espectativa generada. Esas bandas o bien no habían ensayado lo suficiente o, para peor, como en el caso de Led Zeppelin, sus instrumentos sonaron desafinados. Por el contrario, Queen nunca sonó mejor y muchos de los críticos y periodistas especializados concluyeron con que se robaron el show, seguidos de cerca por la presentación de U2.

Animados por la gran respuesta, Queen decide dejar a un lado algunos enfrentamientos que los habían distanciado y retornar a las presentaciones en vivo, organizando una gira de estadios en 1986, la cual quedara registrada en video (Queen en Wembley) y la aparición de un disco en vivo (Live Magic).

Esta gira y los conciertos brindados, tal vez hayan sido el mejor momento de la banda y otro gran triunfo para el grupo, que no cesaba de batir records y romper marcas. Pero tristemente sería su última excursión con Mercury en los escenarios.

BONUS TRACK: QUEEN FUE LA PRIMERA BANDA EN…

– Escoger su primer sencillo, por lo general lo hace la compañía
– Hacer un video
– Tener 4 álbumes en el top 20 Británico al mismo tiempo (Queen. Queen II, Sheer Heart Attack, Night At The Opera)
– Tener 50 chicas desnudas montando en bicicleta
– Hacer un tour por Sudamérica
– Tocar 3 noches en un estadio en la misma ciudad, Buenos Aires
– Lanzar una colección de videos (Greatest Flix)
– Entrar en el libro Guiness de Récords como los músicos mejor pagados
– Tocar en Melborune, Australia sin la torre de iluminación. (se rompió)
– Hacer una transmisión simultanea entre un Canal de televisión y una emisora radial en Inglaterra.
– Tocar en un país tras la cortina de hierro (Hungría)
-Tener un cantante que canta a dúo con una cantante de opera
– Tener una convención de fans que dure 3 días
– Tener 10 álbumes en el top 10 de Argentina
– Grabar el himno nacional británico
– Tener su casilla de correo en el palacio de Buckingham
– Causar el embotellamiento más grande en la historia de Inglaterra, en Knebworth, mientras la gente llegaba al concierto
– Lanzar un álbum de Grandes Éxitos con todos éxitos, y ningún relleno
– Tener un sencillo en las listas de Argentina por más de un año (Love Of My Life)
– Haber dado el concierto más grande en Irlanda en toda su historia, Slane Castle en 1986
– Invitar a los miembros del club de fans a participar en un video (We Are The Champions)
– Greatest Hits, ha pasado 550 semanas en las listas Británicas.
– Bohemian Rhapsody ha pasado 14 semanas en el número 1 en 4 diferentes años. 1975, 1976, 1991 y 1992.
-Queen ha dado más de 702 conciertos.
-The Freddie Mercury Tribute Concert fue visto en 76 países por mas de mil millones de personas. Es el segundo concierto de rock más grande en la historia. (Luego de Live Aid)
– Queen ha vendido mas de 150 millones de copias, y contando.