ANÉCDOTAS / HISTORIAS

Nadie puede negar que las canciones mantienen una estrecha relación con momentos importantes de nuestra vida. O acaso no les pasa que cuando escuchan un tema viejo que hacía mucho tiempo que no sonaba, inmediatamente lo asociamos a alguna situación que hemos vivido mientras esa canción estaba en el aire.

El tema es que hay algunas canciones que por distintas razones, se encuentran identificadas con situaciones desagradables o, como es el caso que hoy nos ocupa, con un hecho de extrema violencia.

Helter Skelter es una canción de The Beatles compuesta en 1968 por Paul McCartney. El grupo la edita en su álbum conocido como “The White Album” y tuvo una repercusión indeseada cuando Charles Manson declaró que se había inspirado en ella para planear los asesinatos de Sharon Tate, esposa de Roman Polanski, y sus invitados. 

Pero la historia de la canción y de su discutible letra, tiene un nacimiento que merece ser contado. Después de haber leído un artículo donde se describía la canción “I Can See For Miles” de The Who, como el “más estridente rock ‘n’ roll, la cosa más sucia que nunca se había escrito”, Paul McCartney quiso escribir una pieza que fuera más allá y, según sus palabras, sea la canción más “ruidosa, salvaje, sucia y escandalosa del rock”.

El resultado fue Helter Skelter. Los historiadores de música popular, aseguran que ésta canción fue la pieza fundamental que influyó en el desarrollo del Hard Rock y Heavy Metal. Parece que la traducción más adecuada del título sería “descontrol”. Se supone que la canción habla de disfrutar a tope, de pasarlo bien aunque hay quien creyó descifrar otro significado menos divertido. Los adeptos de Manson confirmaron la obsesión de éste por la canción, que escuchaba día y noche, creyendo que la habían escrito específicamente para él.

El 9 de agosto de 1969, varios discípulos de la secta liderada por este verdadero mesías del terror, asesinaron de manera salvaje a Sharon Tate, esposa de Roman Polanski, quien se encontraba embarazada de ocho meses, y a tres personas más, en su casa de California.

La noche siguiente, Manson entró en la casa del empresario Leno La Bianca y su mujer Rosemary en las afueras de Los Ángeles. Tras asegurarles que él no les haría daño, los ató y dejó entrar a sus “discipulos” Tex Watson, Patricia Krenwinkel, Susan Atkins y Leslie Van Houten quienes mataron a la pareja, apuñalándolos hasta morir.

En las paredes aparecieron escritas con sangre las frases “Rise” (Álcense),”Helter Skelter” y “Death to pigs” (Muerte a los cerdos).

 

A partir de ese momento, y las posteriores declaraciones de Manson, la canción fue asociada a la secta, a los asesinatos cometidos y al lunático del líder, quien, al día de la fecha, más de cincuenta años después del hecho, sigue hoy cumpliendo sentencia en una cárcel de los Estados Unidos.

En 1988 U2 graba el álbum Rattle and Hum y el primer corte del disco es una versión en vivo de esta canción, la que fue registrada en el filme documental homónimo.

Bono, al presentar el tema, declara sobre la misma: “Esta es una canción que Charles Manson le robó a los Beatles. Nosotros hoy se la devolvemos.”

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
A %d blogueros les gusta esto: