Marc Steven Bell, mejor conocido como Marky Ramone, ha sido el baterista de la banda estadounidense de punck The Ramones desde el disco “Road to Ruin” publicado en 1978 hasta su disolución en 1996. Su último concierto de la gira mundial fue aquí en Argentina donde el grupo tenía y tiene aún una gran cantidad de seguidores.

En ésta autobiografía cuenta la historia de su vida, desde su nacimiento, su adolescencia, sus comienzos con la música, su inicio en sus primeras bandas y su carrera como músico profesional integrante de The Ramones. Su lectura nos remonta a la fines a la década de los años 70, mostrando la cultura popular y rockera de aquellos días en la ciudad de Nueva York.- 

La mayor parte del libro se centra en su relación con la banda y sus complejos integrantes, Joey, la imagen del grupo, con sus problemas psicológicos, Johnny, el líder comercial con sus ideas republicanas bien de derecha, Dee Dee, su interminable compositor y sus desopilante anéctotas y Marky, el último en llegar y que trata de mantenerse al margen de las peleas internas y llevarse de buena manera con todos, ya que en sus propias palabras era admirador  de la banda antes de su incorporación.

La lectura nos va llevando por un camino donde se advierte el desgaste de la banda, con sus integranes completamente disfuncionales, los problemas de convivencia, la intolerancia de Johnny a las complicaciones de salud de Joey que hacían peligrar las giras, la debacle de Dee Dee por el consumo de todo tipo de drogas  y la propias caída de Marky, relatando como asumió que tenía un problema, lo que llevó a dejar la música a mediados de los ochenta para entrar a rehabilitación, regresar y continuar hasta el final.

El libro contiene sustancionsas anécdotas y la refutación o confirmación de rumores, que las hay muchas, como por ejemplo, cuando Phil Spector (productor del álbum “End of the Century”) los amenaza con un arma de fuego en plena grabación o Johnny robándole la novia de toda la vida a Joey, entre tantas situaciones ridículas, divertidas o repleta de excesos.

Es un importante testimonio, del miembro tal vez menos visible, sabemos que los bateristas no son proclives a mostrarse, sin embargo, Marky cuenta sin pelos en la lengua hasta sus propios defectos y las características particulares de cada uno de sus compañeros y las difíciles complicaciones que tuvieron que padecer ya sea de salud o de relación, todo sobre un marco de respeto.

Faltaba el testimonio del último Ramone, ya que los otros miembros de la banda han contado la historia del grupo en sus propias palabras. Johnny: «Commando: The Autobiography of Johnny Ramone», Dee Dee: «Lobotomy: Surviving the Ramones» y Joey: «I Slept with Joey Ramone: A Punk Rock Family Memoir» escrita por su hermano.

Tanto si se es fanático o no de The Ramones se recomienda la lectura de ésta autobiografía por ser un testimonio sentido y auténtico de un músico que perteneció a una de las bandas que ha quedado en la historia del rock con un estilo propio inconfundible.-